Difusión

Dar gracias

Hemos cumplido un mes y medio desde que se declaró el primer caso de Covid-19 en nuestro país y qué duda cabe que nuestras vidas y nuestras actividades cotidianas han cambiado de manera radical, tanto a nivel personal, familiar como profesional.


Por Bruno Rubilar Gómez, presidente Aproval Leche AG


Hemos cumplido un mes y medio desde que se declaró el primer caso de Covid-19 en nuestro país y qué duda cabe que nuestras vidas y nuestras actividades cotidianas han cambiado de manera radical, tanto a nivel personal, familiar como profesional.


Aunque todo parece indicar que ésta será una batalla de largo aliento y que por consiguiente estamos lejos de cerrar este complejo capítulo de nuestra historia, desde el ámbito de la producción de leche hemos creído oportuno detenernos un momento para agradecer.


Dar gracias por desarrollar una actividad que no solo nos apasiona, sino que en momentos extremos como los que estamos viviendo, se logra dimensionar en su justa medida.


Nos llena de orgullo poder seguir ejecutando nuestras actividades para que nuestros compatriotas tengan la certeza de seguir contando en sus mesas con un alimento que ha visto revalorizar su rol estratégico a la hora de asegurar una adecuada nutrición de la población.


Nuestra gratitud, también, a los miles de colaboradores que dan vida y hacen posible que nuestros sistemas productivos sigan funcionando, incluso en coyunturas extremas como las que estamos enfrentando.


Hoy, más que nunca, valoramos su esfuerzo y compromiso por sumarse a este desafío de mantener esta cadena agroalimentaria activa, con una dosis adicional de preocupación por su propia salud.


En este sentido, queremos reconocer la dinámica de seguridad laboral y acciones preventivas que se han desarrollado en las lecherías de nuestra región. Estamos haciendo un levantamiento de información entre nuestros asociados y nos alegra estar constatando que en la totalidad de las empresas se han adoptado las principales medidas para prevenir el contagio de esta enfermedad, lo que obviamente sería insuficiente si este esfuerzo no fuera replicado también por nuestros colaboradores, que tienen la responsabilidad de cumplir y adoptar estas medidas durante el desempeño de sus labores.


Vaya también nuestra gratitud a las autoridades nacionales y regionales, que desde un inicio reconocieron el papel estratégico y esencial de la producción de alimentos y dispusieron las medidas necesarias para que las diversas unidades productivas del país pudiéramos mantenernos en operación, incluso bajo condiciones especiales de toque de queda, cuarentena o barrera sanitaria.


Nuestro compromiso es mantener en funcionamiento la cadena láctea en esta emergencia sanitaria, extremando las medidas de prevención de nuestros colaboradores para, de esa forma, poder seguir dando gracias por el orgullo que representa para nosotros la producción de un alimento tan noble como es la leche.

Más Información