Difusión

ENTREVISTA EDUARDO EBENSPERGER, gerente general del Banco de Chile:

"Los rubros de leche y carne, independiente de sus vaivenes, han funcionado muy bien"

El ejecutivo, que visitó la ciudad en el marco de la sesión del directorio en Osorno, se refirió al potencial del agro y al alto valor de las propiedades.


Con la finalidad de ver la realidad en las provincias, el directorio del Banco de Chile sesionó la semana pasada en Osorno, donde estuvo presente el gerente general de la firma, Eduardo Ebensperger, quien conversó en exclusiva con El Austral sobre la presencia de la entidad en la ciudad, que hoy día está fuertemente ligada al mundo agrícola.

El banco pasa actualmente por un periodo de cambios, con la fusión de algunas sucursales de su modelo de consumo (representado en gran parte por Credichile) y el fortalecimiento de la banca digital.

-¿Es primera vez que sesionan en Osorno?

-No, sesionamos también hace siete años. Nuestra política es salir a lo menos dos veces al año a regiones, porque gran parte de nuestros negocios están en regiones y volvimos a Osorno porque es una zona donde nos ha ido muy bien. Tenemos una muy buena presencia, buenas relaciones con los clientes y es una zona que ha crecido muchísimo.

-La agricultura es el motor de la economía local…

-Creemos que la zona tiene aptitudes agrícolas. Están llegando huertos de cerezos y los rubros de leche y carne, independiente de sus vaivenes, han funcionado muy bien. Por lo tanto, creíamos que era muy importante volver a Osorno, interiorizamos de por qué a la gente y a las sucursales les está yendo tan bien en esta ciudad y sus alrededores. Estamos muy contentos, porque vemos buenas cifras y otras cosas que explican este crecimiento.

-¿Qué cosas, por ejemplo?

-El manejo ganadero bien hecho, las nuevas variedades agrícolas que se están viniendo del norte hacia el sur del país, como las cerezas, avellano europeo y varias cosas que de alguna manera se han repotenciado. También el negocio de las papas. Hoy se ven compañías de nombre mundial, de papas fritas o congelados, que tienen grandes proveedores en esta zona del país. Todo esto ha generado una mayor potencia de la zona, junto a un desarrollo turístico, además de proyectos inmobiliarios interesantes.

FINANCIAMIENTO ESPECIAL

-¿El Banco de Chile ofrece algún modelo especial de crédito para los agricultores, ya que muchas veces la queja está en que no cuentan con un modelo que se adapte a su realidad productiva?

-Hace un tiempo creamos un modelo agrícola que lo hemos implementado en el sur y en el norte, para tratar de solucionar los requerimientos del sector, ya sea para la compra de tierras y después para el cambio de variedades. Hay productos flexibles, donde permitimos, cuando eventualmente el agricultor se enfrenta a riegos climáticos, por ejemplo, y tiene un año complejo, poder reestructurar esos años malos para no presionar al agricultor. Igualmente, hemos adaptado los plazos a los periodos ad-hoc de la variedad o tipo de actividad que está desarrollando.

-¿Qué resultados han dado estos modelos para los clientes que los han tomado?

-El éxito al final lo dicen los clientes. En distintas reuniones visitamos a más de 40 clientes, muchos de ellos agricultores, y lo que vimos fue que sí les sirve este modelo y que lo aprecian bastante. Aparte de las condiciones, también influye que el interlocutor que tienen al frente, que son expertos agrícolas que hemos puesto en el banco, habla en su mismo idioma y eso es tan o más importante que los productos. Que entiendan efectivamente por qué requieren un tipo de un financiamiento o un plazo. De alguna manera, eso lo hemos logrado y se refleja en que hoy somos el banco número uno en el sector agrícola, con el 25% del mercado por sobre otros bancos grandes, que muestran que son líderes del sector, aunque las cifras muestran lo contrario.

-Pese a los vaivenes propios de la agricultura, ¿qué hace que el hanco apueste por este rubro actualmente?

-Los precios de la tierra tienen valores bastante considerables actualmente, que le da una solvencia a los agricultores de la zona y les permite seguir creciendo en la misma lechería, en el negocio de la engorda o liza y llanamente en la siembra tradicional.

REALIDAD INMOBILIARIA

-Mucha gente se queja por el alto valor de las propiedades en Osorno, que en algunos casos exhiben precios irreales a lo que se vende,

¿Cómo enfrenta el Banco de Chile este tema?

-Lo que le pasa a Osorno y a la Región es equivalente a lo que ha pasado en Santiago. Lamentablemente, para bien o para mal, las ciudades a medida que van creciendo, tienden a concentrar la venida de más gente y así la tierra se hace más escasa, por lo tanto, sube de valor y eso hace que cuando uno quiere construir un edificio ya la incidencia del terreno es mucho mayor en el financiamiento y tiende a subir. Esto se da en las ciudades como Santiago, pero también en Temuco, Osorno o Valdivia y es parte del desarrollo sistemático que ha habido en el país.

-O sea, como uno contrariamente pensaría, el crecimiento económico hace que las propiedades estén con precios muy altos…

-Efectivamente, cuando el país crece, a pesar que desde el año pasado e incluso del gobierno anterior ha sido bastante débil el crecimiento, tiempo atrás tuvimos años virtuosos de mucho crecimiento y eso hace que la escasez de tierras o la demanda de bienes raíces se vaya concentrando. Lamentablemente, es un fenómeno que ocurre cuando el crecimiento es muy sistemático, por lo tanto, uno podría pensar, equivocadamente, desde mi punto de vista, que los precios son una burbuja, que están elevados, pero la verdad es que obedecen a la demanda y a una menor disponibilidad de terrenos donde la gente quiere vivir.

-¿Pero hay algún instrumento o producto que permita que los consumidores puedan acceder a estos altos valores?

-Eso ha provocado que se encarezcan casas y departamentos, pero por otro lado ha ayudado también que el nivel de tasas esté muy bajo y eso hace que más gente se incentive a comprar y también impulsa la demanda.

Más Información