Difusión

Leo Leiman

"Se habla mucho acerca del precio de la leche, pero muy poco del costo"

El ejecutivo de origen brasileño asegura que es posible seducir a la juventud para innovas• y aportar al crecimiento del agro nacional.


Con una mirada crítica, aunque optimista, acerca del creciente desinterés de los jóvenes por trabajar en el campo, se mostró el presidente ejecutivo de Nestlé Chile, Leo Leiman, quien asistió al IV encuentro “Jóvenes y el futuro del trabajo” realizado recientemente en México y organizado por la firma internacional. Precisamente aquello se abordó en el evento, donde también asistieron dos jóvenes de Osorno que trabajan en predios lecheros familiares.

El ejecutivo de origen brasileño asegura que es posible seducir a la juventud para innovas• y aportar al crecimiento del agro nacional.

“Es un problema no sólo de Chile, sino de muchos países en el mundo. No obstante, percibo que hay interés en los jóvenes, pero quieren hacer las cosas diferentes, aplicar tecnología y modernizar el trabajo en el campo. Y, al mismo tiempo, nosotros tenemos la necesidad de mejorar la productividad, especialmente en el rubro lácteo, ya que eso nos llevará a ser más competitivos y ganar nuevos mercados. Entonces, hay que darles espacio para que aprendan, apliquen creatividad y tecnología. La idea es trabajar con ellos para que se entusiasmen y mantengan el interés en el mundo rural”, indicó.

El directivo, que asumió el cargo en Chile en septiembre de 2018 y trabaja hace 30 años en Nestlé, hizo un espacio en su apretada agenda para conversar con El Austral de Osorno acerca de temas que son clave para el presente y futuro del rubro, tal como la ley de etiquetado, el cooperativismo y asociatividad a nivel primario, las noticias falsas relacionadas con al mundo lácteo, entre otros.

-Un tema que siempre genera asperezas en la relación industria-productor, es el precio pagado por litro de leche fresca. ¿Cómo cree que se puede abordar esta variable y brindar más estabilidad? -Se habla mucho acerca del precio de la leche, pero muy poco del costo. La idea siempre es mejorar este factor. Entonces, nuestro enfoque, y el de los agrónomos que nos apoyan con los productores lecheros, es trabajar para que bajen sus costos. El mercado determina el precio, no es algo que decida particularmente Nestlé. A veces el precio sube, en otros momentos baja, pero lo que podernos gestionar mejor es el costo y la productividad a través de factores corno la genética, una mejor alimentación de las vacas, buenas prácticas, líneas de financiamiento, etcétera. Si tenemos costos competitivos, entonces el problema no será el precio. Nosotros competimos con el mundo, ya que exportamos desde las fábricas del sur una gran parte de lo que hacemos. Necesitamos tener esa productividad y alianza con el mundo del campo para competir con firmas de Nueva Zelandia y Australia, entre otras.

LECHE 100% CHILENA

-Una de las consecuencias generadas tras la “guerra de la leche” en las redes sociales en 2018, donde hubo numerosas noticias falsas (fake news), es que se instaló la idea de que sólo una firma, la cooperativa Colun, elabora alimentos con leche fresca y el resto trabaja con leche reconstituida e importada, ¿cómo han vivido este proceso y qué responde a aquello?

-Lamentamos las noticias falsas que aparecen en algunos medios digitales y redes sociales, donde cualquiera puede hablar cualquier cosa. No hay un modelo o empresa que sea mejor que la otra. Nestlé tiene 85 años de presencia en Chile y las primeras industrias fueron precisamente lecheras. Tres generaciones de productores han trabajado con nosotros y no hubiesen estado tanto tiempo sin ver credibilidad y un proyecto de largo plazo. Lamentamos que aparezcan estas “fake news”, que sólo generan incertidumbre. Lo que hay que dejar claro es que la leche que nosotros comercializamos en Chile proviene 100% de vacas chilenas. También exportamos una gran parte de lo que captamos de leche e importamos insumos para la fabricación de chocolates, galletas, el Milo, entre otros. Pero la leche que vendemos en el país es totalmente chilena.

-¿Qué le parece el proyecto de etiquetado de la leche?

-La transparencia para el consumidor siempre es buena. Tienen todo el derecho a saber si es leche chilena o viene del extranjero. No obstante, creo que lo referente a los procesos productivos no es tan fácil de entender. Estamos tratando de definir mejor si es leche local o importada. Ahora, si es leche reconstituida, recombinada o natural, hay que clarificar bien al consumidor de qué se trata. El riesgo está en que se puede dar la sensación de que una leche es de peor calidad que la otra, cuando no es el caso. Todas provienen de las mismas vacas y tienen propiedades nutricionales equivalentes. La leche que utilizamos viene de las vacas y luego la transformamos en polvo. No queremos generar una mala comunicación de los valores nutricionales sólo porque tienen distintos procesos productivos.

-¿Cómo ve la creación de cooperativas conformadas por agricultores, tanto para la producción primaria como para la integración en el procesamiento?. ¿Es una ventaja para la visión futura del sector o más bien un problema?

-Es un modelo válido para ser proveedores nuestros, aunque también hay algunos casos que son competencia. Nosotros no operamos así, pero respetamos mucho la forma de asociatividad que genere masa crítica y productividad. Lo vemos como algo positivo, siempre que estén bajo el marco legal.

-¿Cómo evalúan el funcionamiento de la planta de Cancura?; ¿está operando a su máxima capacidad?

-Es una planta que se pensó para ser exportadora en gran extensión y ello se está cumpliendo muy bien. Es súper moderna, con una producción altísima, que usa leche de alta calidad. Estamos siempre buscando nuevos mercados para potenciarla y captar más leche. Es un mercado muy competitivo, pero afortunadamente nos ha ido bien. Hace poco comenzamos a exportara Dubai, donde llegamos a otros 15 países de Medio Oriente. Y lo logramos porque la calidad del producto es buena, el costo es competitivo e integramos una logística eficiente para llegara destinos lejanos. Invertimos 200 millones de dólares en la planta de Cancura, precisamente porque creemos en las competencias y la capacidad de los productores de la zona.

TURISMO

-Una de las falencias, y no exclusivamente de Nestlé, sino de todas las industrias lácteas presentes en Osorno, es la nula vinculación con el entorno en términos productivos y del turismo. O sea, ni la gente de Osorno, ni mucho menos el visitante sabe los aspectos generales de cómo se elaboran los productos lácteos que consumen. No hay visitas guiadas, museos o boutiques para explicar el proceso en la llamada “tierra de la leche”. ¿Podría Nestlé ser pionero en el tema?

-En las plantas de Llanquihue y Cancura (Osorno) tenemos vínculos estrechos con las alcaldías de aquellas ciudades y la ciudadanía. Apoyamos actividades vinculadas a la protección del medio ambiente y la cultura (Nestlé es auspiciador de las Semanas Musicales de Frutillar). Pero me parece también importante que la comunidad pueda visitar las fábricas y entienda cómo la leche que sale de la vaca se transforma en un producto final. Tenemos visitas guiadas en plantas de otras partes, por lo cual es una idea que podemos considerar. Sería una buena iniciativa, aunque siempre resguardando la inocuidad de la producción, que evite el impacto en la calidad de las fábricas.

-Aportes de la firma en la crisis del agua

En medio de la crisis sanitaria generada tras el derrame de 1.100 litros de petróleo en la planta de producción de agua potable de Essal en Caipullli, y que mantuvo durante 10 días a 48 mil hogares sin el suministro en todo Osorno, numerosas empresas de la zona aportaron para abastecer a la comunidad. Firmas lácteas como Colun, Watt’s y Nestlé se sumaron con transporte y agua. Nestlé, específicamente, a través de su fábrica Cancura, gestionó la entrega de agua en 6 camiones aljibe, para abastecer durante una semana a sectores como Rahue Alto, Ovejería, Francke y el área oriente, además de varios Centros de Salud Familiar (Cesfam). En total, se entregaron aproximadamente 120 mil litros diarios de agua en la emergencia. Además, la firma donó más de 10.000 litros de agua envasada a vecinos con necesidades especiales y leche en polvo Nido, equivalente a 16.000 vasos, a hogares de adultos mayores. Sobre la ayuda que brindaron a la comunidad, Leo Leiman detalló que “nuestro propósito es mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más saludable. Ante una emergencia como la que vivió Osorno, donde llevamos décadas de presencia, como siempre quisimos apoyar a la comunidad de la cual nos sentimos parte, porque sabíamos cómo esta situación estaba afectando la calidad de vida de los osorninos”.

Más Información