Difusión

Cita se llevó a cabo en La Unión:

Aproval realiza exitoso seminario sobre cooperativismo en Los Ríos

Co-organizado por la Fundación IdeaPaís, además contó con el apoyo de la Agencia Regional del Ministerio de Hacienda y participaron agricultores de las regiones de Los Ríos y Los Lagos. Concluyó con una Mesa Redonda en la que participaron representantes de Colun, Campos Australes, Seremi de Agricultura e IdeaPaís, donde se destacó el rol estratégico de estas organizaciones y hubo coincidencia respecto de la necesidad de potenciarlas.


Con una importante asistencia de productores de leche se llevó a cabo en La Unión el seminario “Hablemos de cooperativismo moderno en el sector lácteo”, cita en la que se abordó la importancia estratégica que presenta el modelo cooperativo para el país.

Dicho seminario – organizado por la Asociación de Productores de Leche de la Región de Los Ríos (Aproval) y la fundación IdeaPaís- se llevó a cabo este lunes 21 de enero en el salón de eventos “Asador del Ranco” de La Unión y contó con la presencia de agricultores de la zona y autoridades regionales y comunales encabezadas por el Gobernador del Ranco, Alonso Pérez de Arce.

En sus palabras de bienvenida, Bruno Rubilar, presidente de Aproval, afirmó que el objetivo de la actividad fue “aportar al debate sobre el rol de las cooperativas en el sector lácteo y conocer desde diferentes ámbitos las miradas a considerar para un desarrollo exitoso del modelo cooperativo”.

La apertura del seminario estuvo a cargo de Andrés Berg, ingeniero civil industrial y director de estudios de fundación IdeaPaís, con su exposición “Cooperativismo moderno: el caso de la industria de la leche”, a través de la cual describió los diferentes desafíos que deben cumplir las cooperativas en el país. “Una sana economía se debe a una heterogeneidad de organizaciones trabajando en conjunto. (…) Y el mercado agrícola, y en particular el de la leche, reúne muchas condiciones para que el cooperativismo se haga una alternativa plausible y competitiva en el mercado”, dijo.

En esta línea, Berg habló sobre los valores presentes en el cooperativismo como modelo de negocios: el carácter asociativo y voluntario de los cooperados, la participación democrática en la toma de decisiones, y la satisfacción de necesidades comunes y locales, añadiendo que “la asociación hace que las personas se comporten de distinta manera respecto de la estructura de sociedades anónimas tradicionales, así como minimizar los riesgos de conflicto y la divergencia de intereses”.

Las cooperativas, dijo Berg, se dividen por tipo: producción, consumo y mutuales. “Cada una merece una discusión distinta. (…) No hay un modelo, ya que cada cooperativa, en su rubro y su tipo, se enfrenta a costos de transacción y problemas de mercado distintos”, agregando que pese a ello, “se ha concluido que la cooperativa es más resiliente para efectos de contracción económica, porque tiene una mayor capacidad de internalizar las pérdidas, por su determinación de la producción local, y porque al estar verticalmente integrada en toda la cadena de valor, esas pérdidas las puede repartir en toda ella, y no ahogar sólo a una parte particular del negocio”.

Con todo, Berg sostuvo que al mundo público compuesto por gobierno y autoridades les queda la tarea de coordinación “ya que el Estado debe ser el coordinador de la demanda cooperativa, ya que hay numerosas industrias, y en particular la agrícola, donde se reúnen muchas condiciones para activar una cooperativa, sin embargo, el mercado no provee los incentivos necesarios para que las personas se reúnan”.

Finalmente, y como desafíos para el sector privado, Berg subrayó que “hay que colaborar con evidencia empírica de los beneficios sociales que produce la actividad cooperativa. En Chile no hay estudios empíricos. (…) Hay que arriesgarse a financiar a académicos independientes que elaboren esta evidencia”.

Mesa de conversación con expositores

Tras la exposición de apertura, se desarrolló un foro de análisis moderado por Patricia Vildósola, editora de Revista del Campo de El Mercurio, en el que participaron Andrés Berg; Christian Arntz, presidente de la nueva cooperativa Campos Australes (y además presidente de SAGO-Osorno); Dieter Uslar, subgerente de Relaciones con Cooperados de Colun; y Moira Henzi, seremi de Agricultura de Los Ríos.

Vildósola aseguró que un problema en el sector lácteo es la confianza de los productores hacia la industria, por lo que consultó a Uslar cómo Colun lo ha conseguido hasta ahora. “La confianza es la palabra clave de lo que significa la relación dentro de una cooperativa. (…) Para generar una cooperativa, hay que ser capaces de sentarse a una mesa y hablar de los problemas sin pensar en sí mismo. Eso refleja muy bien lo que Colun ha podido hacer en los 70 años que estamos a punto de cumplir. Pasar mucho tiempo organizándose de buena forma y entregando democráticamente, un socio un voto, la confianza a las personas que tenían la capacidad y conocimiento para organizar mejor la institución”, explicó el ejecutivo lechero.

A su turno, Arntz sostuvo que “el secreto de lo que hoy día es Nueva Zelanda, es porque adoptó el modelo cooperativo”, lo cual dijo están tratando de recrear con la naciente cooperativa Campos Australes. “La gente tiene temor, porque muchas otras cooperativas quedaron en el camino. Pero con visión de largo plazo y de desarrollo, se fueron generando tales confianzas, lo que fue respaldado por este gobierno, al sostener que se iban a cuidar las cooperativas”.

En este sentido, Henzi aseguró que “más del 90% de las explotaciones agrícolas de nuestro país, pertenecen a la pequeña agricultura. Por ello la focalización hoy está ahí”.

En Los Ríos, acotó, se suma la Política Regional Silvoagropecuaria, dentro de la cual “se incluyó un programa denominado Gestión Social Organizacional para la Producción, (…) que es un equipo de profesionales, multidisciplinarios, que trabajan con las asociaciones de pequeños agricultores, que hacen un trabajo desde el perfil hasta los objetivos que persiguen, buscando la figura de asociatividad que más calce con ellos”.

Henzi concluyó señalando que “hoy tenemos 43 organizaciones, vamos en el quinto año de ejecución y vamos a seguir impulsando el trabajo de asociatividad. Pero dentro del Minagri hay un trabajo muy fuerte en poder establecer un modelo real y aplicable para apoyar a las cooperativas”.